La Intervención

Se le administrara medicación para relajarlo o adormecerlo. Lo llevarán al quirófano. El área de su abdomen y genital se limpiarán con jabón y agua. Se colocarán sábanas para mantener limpia el área de la cirugía. Los médicos pueden darle anestesia general para mantenerlo dormido durante la cirugía. Se insertará un catéter para drenar la orina. Un tubo nasogástrico (NG) podría ser insertado en su nariz hasta su estómago. Este tubo mantiene el aire y el líquido fuera del estómago durante cirugía.


Durante su cirugía, harán una incisión pequeña en el ombligo para introducir el laparoscopio. Los médicos introducirán otros instrumentos haciendo 1 o 2 incisiones pequeñas en diferentes áreas del abdomen. Entonces, inflarán el abdomen con un gas (bióxido de carbono) para hacer que el abdomen se inflame. Esto separa la pared abdominal de los órganos internos y permite más espacio a su médico para trabajar. Podrían utilizar ganchos, cauterio, lazadas o grapadoras para separar el apéndice del ciego. Después el apéndice se colocará en una bolsa pequeña y se cortará usando unas tijeras.


Si el apéndice esta muerto o en decadencia, una parte o todo el ciego podría ser cortado también. La extremidad del intestino delgado será reconectada al intestino grueso restante. Las incisiones se cerrarán con suturas o cinta quirúrgica y se cubrirán con vendajes. Si el apéndice ha estallado o tiene orificios, el abdomen se irrigará (lavará) completamente. Esto se realizará después de quitar el apéndice. Su médico podría dejar la piel abierta y permitir que se sane por sí misma. Es posible también que coloque un drenaje en el abdomen para permitir que las materias infectadas salgan de su cuerpo.

NUESTROS DOCTORES